Al futurista-super-a-la-última-moda twittero que me llamó retrógrada


niño tv

Pues parece que ese retomar que tenía propuesto para mi blog se está convirtiendo en una constante opinión de cosas que me mosquean,…prometo una entrada normal esta semana, y con normal me refiero a una reflexión sobre un tema sin que incluya quejas o críticas negativas.

El jueves pasado iba en el coche con unas amigas y me explicaron que ese mismo día, a las 14.00h aproximadamente, apareció en Cuatro un anuncio sobre el reality Adán y Eva. Dos personas en pelotas. Y siento ser así de clara, pero no entiendo como la mayoría de guionistas o encargados de cadenas españolas nos explican que no hacemos series tv como Game of Thrones porque España funciona diferente, y no es un HBO. Siempre, lo repiten una y otra vez. Y de repente aparece un reality show en el que dos parejas, completamente desnudas, intentan ligar. Una conducta lamentable y penosa, una conducta animal. Leyendo algunos tweets he visto comentarios que, a los que opinamos así, nos llaman “retrógradas” o “qué pasa, solo son personas desnudas, todos tenemos lo mismo”. ¡Oh, entonces, ¿porque no desnudarnos todos por la calle? Total, ¡todos tenemos lo mismo! Sinceramente twitteros “futuristas”, me da mucha pena que vuestras opiniones simplemente sean incoherentes. Resulta que , aunque seas una persona joven que te gusta ver a gente en pelotas, en este mundo existen niños y las familias. Y es algo que es absurdo ignorar. Y ya me dirás tú para qué narices existe una franja horaria que marca un supuesto prime time (emisión de mayor audiencia) y unos reglamentos de anuncios y publicidad, para que luego venga Cuatro y te plante a las 14.00h un anuncio con gente desnuda intentando ligar. Si, futurista-super-a-la-última-moda, seguramente no te hayas planteado qué pasaría si todos los niños españoles de 10 años (que muchos comen en casa y han visto ese anuncio, porque también ven la tele) dime, ¿qué pasaría si acostumbramos a todos los niños españoles, ni siquiera adolescentes, pequeños, a ver a gente ligar en pelotas?. Porque eso es lo que está haciendo Cuatro poniendo un anuncio así a esa hora, y emitiendo a esa hora. Lo único que acaba de demostrar esta cadena es un maltrato hacia el espectador, irrespetuosos. Sí, irrespetuosos porque ya existen canales para ver a gente en pelotas, y no todos queremos verlas. Que una cosa es que la narrativa exija que dos personajes se acuesten, que sí, que hay películas con sexo explícito, muy bien. Pero un reality en prime time donde dos personas intentan mirarse a la cara estando desnudos -por cierto, que es ir en contra de la naturaleza-  es maleducarnos. Hay padres que se dejan el sueldo, sudor y lágrimas, por llevar a sus hijos a una buena escuela, por educarles en casa, por enseñarles las cosas normales a su edad, que no es precisamente ver a personas desnudas. Y viene Cuatro y en menos de un minuto nos destroza todo ese esfuerzo. Es injusto que nos obliguen a cambiar de canal. Ya me había hartado de los anuncios con orgasmos de Herbal Essence, pero esto ya es el colmo. La televisión educa, o maltrata -en este caso-, y a este paso señores, el país se va a pique.

1 comentario

Archivado bajo Actitud, Publicidad

Grace, el amor es darse a los demás.


descarga

Acabo de leer ahora mismo este artículo, o noticia, lo que sea. Y necesito escribir unas palabras. Aunque no vayan a llegarle a Grace Gelder, seguramente no sepa español ni le interese mi blog, pero quizá con un poco de suerte haya alguien que opine lo mismo que yo y desee compartirlo.

En el artículo se cita literalmente “decidió casarse con ella misma tras seis años de soledad”. Sinceramente, y sin querer ser bruta, me he quedado helada. Es la expresión más fina que se me ocurre ahora mismo. Helada porque veo que hemos perdido el norte. ¿Desde cuándo uno se puede casar consigo mismo? Uno se casa con alguien. Solía ser con una persona del sexo contrario, porque de ahí venimos todos al mundo, pura fisiología,… pero si ya hemos aprobado el matrimonio entre personas del mismo sexo realmente es el colmo de los colmos que ahora se acepte el ego-matrimonio. De verdad, y no por ser católica, es que ya no tiene nada que ver. Me parece lógico entender que el matrimonio es un compromiso. Y para buscar algún apoyo objetivo he mirado las definiciones que aparecen en la RAE sobre “matrimonio”:

1. m. Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

2. m. En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

3. m. En el catolicismo, sacramento por el cual el hombre y la mujer se ligan perpetuamente con arreglo a las prescripciones de la Iglesia.

4. m. Pareja unida en matrimonio. En este cuarto vive un matrimonio.

Grace, me parece que uno puede sentirse solo, pero no por no encontrar pareja uno se casa consigo mismo. El matrimonio se contrae con otra persona, porque realmente su significado es comprometerse a querer al otro para toda la vida. Es amor. El amor a uno mismo es otro tipo de amor. Aunque en la sociedad en la que vivimos hoy día eso se entiende de muchas maneras -relativismo- , te hablo desde mi experiencia: a mi me han enseñado desde siempre que soy hija de Dios, y que Él me quiere y me querrá siempre. Y a mi, personalmente, ese solo hecho hace que me quiera a mi misma. Y que tenga ganas de querer a muchas otras personas. Pero no tiene sentido comprometerme conmigo misma a un amor para siempre, a compartir mi vida conmigo, porque uno nace con eso. A lo mejor es que una no tiene vocación, o simplemente es feliz viviendo sola, sin ese compromiso. Pero he aquí un error: en el artículo del ABC se explica que empezaste a realizar meditación y danza para sentirte mejor contigo misma. ¡Bien! ¡Qué bueno por ti, que luches por ser feliz! Pero me parece que ahora encontrarás un vacío dentro de ti , porque precisamente lo que enriquece a los matrimonios son esas diferencias complementarias que llevan a una admiración mutua de la otra parte. Y Grace, no lo vas a encontrar porque te querrás a ti misma -que en sí no está mal- pero ese no es el verdadero sentido del matrimonio. Besar a un espejo es como de película. Me parece que hemos llegado al extremo del individualismo. Siento ser tan dura, pero necesitaba expresar mi opinión. No acabo de entender eso de “a día de hoy (y como la boda no tiene validez legal) no rechaza contraer matrimonio en un futuro con su media naranja”. ¿Qué se supone que harás? ¿Divorciarte de ti misma? ¿Es eso posible?

Por supuesto que aumentarán los casos porque tal y como vivimos hoy día lo raro se multiplica por mil para ver quién llama más la atención. Pero ojo, que no nos damos cuenta, y nos engañamos a nosotros mismos. Una persona es una unidad, y no puede unirse otra parte suya a ella misma. Es que ni siquiera se puede escribir en palabras, de lo contradictorio que es.

Ojalá pudieras saber que el amor es algo mucho más grande que respetarse a uno mismo. Grace, el amor es darse a los demás. 

El amor es sufrido y considerado, nunca es celoso. El amor no es jactancioso o engreído, nunca es grosero o egoísta, nunca se ofende ni es resentido. El amor no haya placer en los pecados de los demás y se deleita en la verdad. Siempre está dispuesto a excusar, confiar, esperar, soportar todo lo que venga. (1 Corintios 13:4 – 8)

Deja un comentario

Archivado bajo Actitud

periodic table of storytelling


Hoy comparto con vosotros una página que nos ha enseñado uno de los profesores del máster de guion, Juan José García-Noblejas (o maestro jedai, como algunos le llamaron).

Se trata de una página web de storytelling. Sin ser un cowbird, resulta mostrar la estructura de las historias a partir de una tabla periódica. Os la dejo para que os entretengáis un poco:

periodic_table_of_storytelling_by_computersherpa-d3d6rdjtumblr_n0gfiyOR1m1qz7eu8o1_1280

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Cinema, story.telling

I’m right here


the-secret-life-of-walter-mitty

Quería compartir con vosotros una entrevista que leí el otro día en The Talks sobre Hans Zimmer. Simplemente me enamoré de la idea de llegar a ser aprendiz de un arte por cuenta propia. Pensé que hay demasiada gente encasillada, como decía papá, cerrada de mente, que no puede ver -no quiere ver- la grandeza del ser humano. Uno, si quiere, puede.

Y dando un gran salto quiero añadir que las bandas sonoras son alma de las películas. Musicalmente no las entiendo, pero sé -igual que tú- que sin ellas no hay película. Su música es esencial. Son fascinantes. Una de las que más he escuchado recientemente es The secret life of Walter Mitty, y aunque ni haya visto la película, sus canciones tienen un tono algo así como optimista, que animan y motivan. Es el tono que buscaba. Escucha especialmente I’m Right Here. Son solo consejos de alguien que no entiende de música pero que trata de disfrutarla.

Deja un comentario

Archivado bajo Actitud, Cinema, Música

manos a la obra


screenwriter

Hoy empiezo a retomar mi blog, pero prometo que en esta etapa dejaré los spams a un lado.

Comienza una nueva etapa en mi vida. Me he lanzado a hacer un master en guion, y espero aprender a contar de una vez por todas todo aquello que llevo dentro. Con muchas ganas de mostrar a través de grandes historias cómo llegar a ser feliz.

Hablaré de libros, poesía, cine, series tv, deseo encontrar de una vez por todas qué demonios es realmente el storytelling y poder escribir algún post sobre ello, recuerdos, fotografías, y algunas otras cosas que seguramente a mucha gente no le interesen, o sí. ¿Qué importa?

“En vez de posibilidades yo cuento con las realidades de mi pasado, no sólo la realidad del trabajo hecho y del amor amado, sino de los sufrimientos sufridos valientemente. Estos sufrimientos son precisamente las cosas de las que me siento más orgulloso aunque no inspiren envidia”. -Victor Frankl

1 comentario

Archivado bajo Actitud, Arte, Cinema, fotografía, Libros, Música, story.telling

Rezar y apoyarles, nada más está en nuestras manos.


enhanced-buzz-wide-553-1392847654-27

El otro día fuimos a tomar algo unos amigos después de clase. Entablé la conversación con una de ellas mientras los demás se quedaban fumando fuera del bar. La pregunté qué estaba sucediendo en su país, Venezuela, y fueron demasiadas las cosas que me contó. Supongo que porque estábamos celebrando el cumpleaños de otra amiga nos contuvimos por continuar una charla que al final resultaría escalofriante.

-Han violado a un chico con un fusil.

-A un compañero de la escuela le tiraron piedras en la cabeza y le malhirieron.

Y su familia también está allí. Aguantando, por cambiar un país. Y aquí, nos quejamos de vicio. Me dio mucho que pensar cómo esta amiga puede seguir adelante, porque desde luego yo me estaría subiendo por las paredes nada más plantearme una situación semejante. Por eso te digo que eres una VALIENTE! Y todos los demás como ella. Así que, cómo no sabía muy bien qué hacer, me recomendó que escribiera en mi blog, y os animo a que lo hagáis también, o compartid todos los enlaces posibles, para que la gente sea consciente de lo que está sucediendo. Rezar y apoyarles. Nada más está en nuestras manos.

Fotografías de lo que está sucediendo en Venezuela.

enhanced-buzz-wide-6712-1392847000-30

 

Deja un comentario

Archivado bajo Actitud, fotografía, Historia

Señora de rojo sobre fondo gris


senora-de-rojoSeñora de rojo sobre fondo gris es una profunda lectura sobre un libro en el que uno puede llegar a comprender qué es el amor verdadero por otra persona. De hecho, la lectura de éste y su incomprensión del amor después de ello, me resulta incomprensible.

Miguel Delibes describe a lo largo de la obra, y de forma muy amena, cómo ha querido a su mujer. Narra los hechos más relevantes previos a su muerte y los que han marcado en él su propia personalidad. Utilizando como excusa narrativa la crisis artística que está viviendo como pintor se nos cuenta su historia personal, y la madurez que va adquiriendo el personaje con la reflexión de esta. Parece que la incomprensión de la existencia sin su mujer hace que M.Delibes sienta la necesidad de escribir y desahogar todos sus pensamientos en lo que acaba configurando una breve novela. O se le podría llamar más bien un “ensayo humanístico existencial”.

Toda la historia gira en torno a dos líneas paralelas muy unidas. Por una parte, su mujer enferma… Por la otra, él ya puede pintar. Según se va explicando, el artista cree firmemente que no era realmente él quién pintaba los cuadros, sino “los ángeles bajaban y sus manos eran un mero instrumento”. Más adelante, cuando su mujer está ya muy enferma ,entablan una conversación delante de los cuadros y él estalla en un llanto. Le confiesa a su mujer que es realmente ella quién pintaba, y que con su enfermedad le es imposible seguir pintando. La inspiración ha desaparecido y bajo su sombra, el artista. M.Delibes está plasmando aquí la incomprensión de la vida sin su mujer, porque ve cerca la pérdida de ella y, en consecuencia, una parte de él mismo. Es un amor verdadero que ha llegado a su máxima plenitud.

“La vida sería más llevadera si dispusiéramos de una segunda oportunidad”. El artista no se perdona el hecho de no haber valorado lo suficiente a su musa. La inspiración que ahora desaparece. Se castiga de egoísta y egocéntrico a lo largo de la novela aunque es en realidad esa tristeza de una parte imprescindible en su vida lo que cubre con neblina la capacidad para ver que es el amor verdadero lo que está padeciendo.

La admiración que M.Delibes siente por su mujer alimenta segundo a segundo el amor por ella, que se eleva y trasciende más allá de la vida terrenal. Sus constantes alusiones al optimismo del que él en ese momento carece es la complementariedad perfecta que cierra el ciclo vivido a su lado.

“En el peor de los casos, yo he sido feliz 48 años; hay quién no logra serlo 48 horas en toda su vida”

“Nos bastaba mirarnos y sabernos. Nada importaban los silencios, el tedio de las primeras horas de la tarde. Estábamos juntos y era suficiente. Cuando ella se fue todavía lo vi más claro: aquellas sobremesas sin palabras, aquellas miradas sin proyecto, sin esperar grandes cosas de la vida, eran sencillamente la felicidad”

Deja un comentario

Archivado bajo Libros