Abel, te has equivocado, ahora tienes a miles de personas rezando por ti.


blog abel azcona

Pensaba que escribiría sobre otro asunto al retomar este blog, al que tanto cariño le tengo. Creo que finalmente se ha convertido en un modo de alzar mi voz, de llevar hasta lo más lejos posible mi voz.

Pena es lo que sentí al leer la noticia de la exposición de las fotografías en las que Abel Azcona escribía con Hostias Consagradas “Pederastia”. Creo que hablo en nombre de muchos -espero que la mayoría- si digo que los pederastas que hayan cometido esas barbaridades son unos hijos de puta (quedándome corta), ni pertenecen a los católicos, ni nos representan, ni representan a Cristo.

Por eso pienso que Abel se ha equivocado, que si lo que quería era castigar a los pederastas, debería haber tomado otro camino. Ahora lo que ha conseguido es que mucha gente rece por él y seguramente ni siquiera buscaba eso. Robó Hostias Consagradas sabiendo lo mucho que nos dolería, pero a cambio, rezamos por él. Porque un cristiano que intenta vivir bien la fe,  imita la vida de Jesucristo, manda un mensaje de Amor. Y no de odio, como ha hecho Abel.

Así que, te pido, querido lector, que si estás leyendo esto y compartes mi opinión, reces algo por Abel y compartas la publicación para que lo hagan muchos más.

Recientemente he publicado algún comentario en twitter, ¡y vaya que si no se me han tirado encima! Lo que ha sucedido es que un chico había comentado que le daba “miedo” haber escuchado a un sacerdote gritar “Viva Cristo Rey” delante de la exposición. Yo le he contestado que si uno cree realmente que en esas Hostias Consagradas está Cristo, ¿qué tenía de raro?

Y se ha montado una gorda… comentarios desde “yo creo en las galletas Chiquilín” y mil historias más han salido en la conversación. Pero bueno, el sentido del humor sigue estando presente. Lo que más sorprende es que los cristianos seamos el punto de mira de un modo tan brutal ¿acaso no es también extraño creer en el dios del fuego? ¿del mar? ¿de la guerra? Ah, sí sí, eso todo el mundo lo estudia en bachillerato y le parece súper normal. Tan normales como las galletas Chiquilín que decía el chico este en twitter.

Lo que pasa es que en el siglo XXI está de moda no creer. Es más, perdonar, está de moda creerse por encima de todo -incluido Dios. Y ese juego será divertido mientras dure, pero al final todos nos moriremos y nos toparemos con la Verdad, nos guste o no.

Yo no soy nadie para juzgar, no quiero hacerlo. Pero si a Dios se le ofende no podemos quedarnos de brazos cruzados. Como no estoy en Pamplona para ir a rezar allí este es el pequeño apoyo que os envío a los valientes que habéis ido. Gracias por promoverlo, gracias por dar la cara.

Deja un comentario

Archivado bajo Actitud, Historia, Others

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s