Grace, el amor es darse a los demás.


descarga

Acabo de leer ahora mismo este artículo, o noticia, lo que sea. Y necesito escribir unas palabras. Aunque no vayan a llegarle a Grace Gelder, seguramente no sepa español ni le interese mi blog, pero quizá con un poco de suerte haya alguien que opine lo mismo que yo y desee compartirlo.

En el artículo se cita literalmente “decidió casarse con ella misma tras seis años de soledad”. Sinceramente, y sin querer ser bruta, me he quedado helada. Es la expresión más fina que se me ocurre ahora mismo. Helada porque veo que hemos perdido el norte. ¿Desde cuándo uno se puede casar consigo mismo? Uno se casa con alguien. Solía ser con una persona del sexo contrario, porque de ahí venimos todos al mundo, pura fisiología,… pero si ya hemos aprobado el matrimonio entre personas del mismo sexo realmente es el colmo de los colmos que ahora se acepte el ego-matrimonio. De verdad, y no por ser católica, es que ya no tiene nada que ver. Me parece lógico entender que el matrimonio es un compromiso. Y para buscar algún apoyo objetivo he mirado las definiciones que aparecen en la RAE sobre “matrimonio”:

1. m. Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

2. m. En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

3. m. En el catolicismo, sacramento por el cual el hombre y la mujer se ligan perpetuamente con arreglo a las prescripciones de la Iglesia.

4. m. Pareja unida en matrimonio. En este cuarto vive un matrimonio.

Grace, me parece que uno puede sentirse solo, pero no por no encontrar pareja uno se casa consigo mismo. El matrimonio se contrae con otra persona, porque realmente su significado es comprometerse a querer al otro para toda la vida. Es amor. El amor a uno mismo es otro tipo de amor. Aunque en la sociedad en la que vivimos hoy día eso se entiende de muchas maneras -relativismo- , te hablo desde mi experiencia: a mi me han enseñado desde siempre que soy hija de Dios, y que Él me quiere y me querrá siempre. Y a mi, personalmente, ese solo hecho hace que me quiera a mi misma. Y que tenga ganas de querer a muchas otras personas. Pero no tiene sentido comprometerme conmigo misma a un amor para siempre, a compartir mi vida conmigo, porque uno nace con eso. A lo mejor es que una no tiene vocación, o simplemente es feliz viviendo sola, sin ese compromiso. Pero he aquí un error: en el artículo del ABC se explica que empezaste a realizar meditación y danza para sentirte mejor contigo misma. ¡Bien! ¡Qué bueno por ti, que luches por ser feliz! Pero me parece que ahora encontrarás un vacío dentro de ti , porque precisamente lo que enriquece a los matrimonios son esas diferencias complementarias que llevan a una admiración mutua de la otra parte. Y Grace, no lo vas a encontrar porque te querrás a ti misma -que en sí no está mal- pero ese no es el verdadero sentido del matrimonio. Besar a un espejo es como de película. Me parece que hemos llegado al extremo del individualismo. Siento ser tan dura, pero necesitaba expresar mi opinión. No acabo de entender eso de “a día de hoy (y como la boda no tiene validez legal) no rechaza contraer matrimonio en un futuro con su media naranja”. ¿Qué se supone que harás? ¿Divorciarte de ti misma? ¿Es eso posible?

Por supuesto que aumentarán los casos porque tal y como vivimos hoy día lo raro se multiplica por mil para ver quién llama más la atención. Pero ojo, que no nos damos cuenta, y nos engañamos a nosotros mismos. Una persona es una unidad, y no puede unirse otra parte suya a ella misma. Es que ni siquiera se puede escribir en palabras, de lo contradictorio que es.

Ojalá pudieras saber que el amor es algo mucho más grande que respetarse a uno mismo. Grace, el amor es darse a los demás. 

El amor es sufrido y considerado, nunca es celoso. El amor no es jactancioso o engreído, nunca es grosero o egoísta, nunca se ofende ni es resentido. El amor no haya placer en los pecados de los demás y se deleita en la verdad. Siempre está dispuesto a excusar, confiar, esperar, soportar todo lo que venga. (1 Corintios 13:4 – 8)

Deja un comentario

Archivado bajo Actitud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s