la extraña sensación cuando cambias de sueño


Podría haberse envuelto en esos millares de palabras que resplandecían a su alrededor. Podría y así lo hizo, porque su destino la guiaba, sobrevolando sus imposibles, saludando a las apetecibles propuestas desde otra dimensión. Y es que aquél metafórico ensueño, o sueño, en realidad, no le dejaba dormir tranquila. Revolviéndose entre las sábanas, caíanse las letras, de dichosas palabras amargas. Y las posibilidades con ella. Despertó, con un pie colgando, helado por el aire que se filtraba bajo la venta. Qué sino que otro descuido más: olvidó correr bien la cortina. Y aunque la hubiera corrido bien, el aire hubiera podido pasar. Se retiró, agarró fuerte la sábana por un extremo y se tapó cuerpo entero. Había cambiado de posición, y por tanto, de sueño

.

Deja un comentario

Archivado bajo story.telling

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s